logo pontia data

¿Cómo hacer un análisis de datos?: Proceso paso a paso

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Tabla de contenidos
hacer analisis de datos https://www.pontia.tech/como-hacer-un-analisis-de-datos-paso-a-paso-2/

¿Alguna vez te has preguntado cómo las grandes empresas toman decisiones basadas en datos? ¿O cómo es posible que, con solo unos clics, se pueda obtener información valiosa de montones de datos? La respuesta es sencilla. A través del Big Data o análisis de datos masivos. Pero no todas las compañías aciertan llevando a cabo este proceso, pues cometen errores al no tener planificados un proceso a seguir. Para ello, resulta vital saber como hacer un análisis de datos paso a paso de la manera correcta. Si te quedas con nosotros, descubrirás el proceso detrás de todo esto. ¡Vamos a sumergirnos en el fascinante mundo del análisis de datos!

¿Qué es el análisis de datos?

El análisis de datos nos permite extraer información útil de un conjunto de datos. A través de tablas, gráficos y estadísticas, se traduce el «caos» de los datos en conclusiones significativas. Este proceso es esencial para detectar riesgos, mejorar resultados y tomar decisiones informadas.

¿Por qué es importante?

Un análisis de datos eficaz es crucial para la toma de decisiones en cualquier negocio. Permite mejorar productos, servicios y ser más competitivo en el mercado. Además, identifica puntos débiles y oportunidades de crecimiento. En resumen, la información es un activo invaluable para cualquier organización.

Si quieres explorar más a fondo que es el análisis de datos, su importancia en diferentes ámbitos, diferentes tipos, etc, te recomendamos visitar nuestro artículo sobre análisis de datos.

Pasos para hacer un análisis de Datos Efectivo

El análisis de datos es un proceso meticuloso que, cuando se realiza correctamente, puede ofrecer insights valiosos y orientar decisiones estratégicas. A continuación, profundizamos en cada uno de los pasos esenciales para realizar un análisis de datos efectivo:

1. Definir el objetivo

Sin un objetivo claro, nos encontramos navegando sin rumbo en un océano de datos. Definir un objetivo nos da dirección y propósito, y establecerá qué datos e indicadores debemos medir, evitando poner atención en los que no sirven.

Para definir la razón del análisis de datos que vamos a realizar se debe identificar el problema o pregunta principal. Es decir, dar respuesta a por qué hacemos el análisis de datos :

¿Qué queremos saber o resolver con el análisis? Por ejemplo, por qué el producto menos publicitado de la empresa fué el más vendido, o por qué hay pocos usuarios que realicen interacciones con tu web.

establecer objetivos

2. Establece qué indicadores medirás

Una vez que hemos dejado claro nuestro objetivo, debemos seleccionar qué medir para dar respuesta al problema. Los indicadores, o KPIs (Key Performance Indicators), nos permiten cuantificar el progreso hacia nuestros objetivos y evaluar el rendimiento de manera objetiva.

  • Relaciona con el objetivo: Cada KPI debe tener una correlación directa con el objetivo establecido. Si el objetivo es aumentar la satisfacción del cliente, por ejemplo, un KPI relevante podría ser el Net Promoter Score (NPS). Esta alineación garantiza que cada dato recopilado sea relevante para la meta que se persigue.
  • Asegura que sean medibles: Los indicadores seleccionados deben ser cuantificables. Esto significa que debes tener la capacidad de recoger datos sobre estos de manera consistente y confiable. Si un KPI es demasiado abstracto o subjetivo, será difícil medirlo con precisión y, por ende, difícil de analizar y actuar en consecuencia.
  • Determina una frecuencia de medición: La frecuencia con la que mides tus KPIs puede tener un impacto significativo en tu capacidad para responder y adaptarte. Por ejemplo, algunos indicadores financieros pueden requerir una revisión mensual, mientras que otros, como las métricas de tráfico web, pueden necesitar una revisión diaria o semanal. Esta frecuencia debe equilibrar la necesidad de información oportuna con la practicidad y los recursos disponibles para la recopilación de datos.
  • Define claridad en los KPIs: Es esencial que los KPIs sean claros y comprensibles para todos los miembros del equipo. Deben saber qué se está midiendo y por qué es importante. Esto promueve la responsabilidad y la orientación hacia el objetivo común.
  • Establece benchmarks: Para entender el rendimiento, es útil establecer puntos de referencia o benchmarks. Estos pueden ser históricos, basados en el rendimiento pasado, o externos, basados en el rendimiento de la industria o competidores. Los benchmarks proporcionan un contexto para los KPIs y ayudan a establecer metas realistas y desafiantes.
  • Considera la relevancia a largo plazo: Los indicadores deben ser sostenibles y mantener su relevancia a lo largo del tiempo. Esto es importante para poder realizar un seguimiento del progreso a largo plazo y para asegurar que los KPIs reflejen los cambios en las estrategias y condiciones del mercado.
  • Incluye indicadores lagging y leading: Los indicadores lagging reflejan los resultados que ya han ocurrido, mientras que los leading indican tendencias futuras. Una combinación de ambos puede proporcionar una visión completa del rendimiento y anticipar posibles problemas antes de que afecten los resultados.
indicadores kpis

3. Obtener los datos

La adquisición de datos es el pilar sobre el cual se construye todo análisis estadístico. La calidad y la precisión de los datos recogidos son determinantes para la validez de cualquier conclusión posterior. Por ello, es crucial establecer un proceso riguroso y sistemático para la obtención de datos.

  • Fuentes de datos: La identificación de las fuentes de datos adecuadas es un paso fundamental. Estas pueden ser primarias, como encuestas diseñadas específicamente para tu estudio, o secundarias, como bases de datos y registros ya existentes. Las fuentes internas pueden incluir sistemas de CRM, registros de ventas, informes financieros, mientras que las fuentes externas pueden abarcar publicaciones gubernamentales, bases de datos académicas, informes de la industria, y más. La selección de fuentes de datos fiables y representativas es crucial para la integridad del análisis.
  • Recopilación: La recopilación de datos debe ser sistemática y objetiva. Las herramientas y técnicas de recopilación varían desde métodos automatizados, como software de análisis web o APIs, hasta métodos más manuales, como entrevistas o la observación directa. La eficiencia en este proceso se logra mediante la estandarización de procedimientos y el uso de tecnología adecuada para minimizar errores y maximizar la cobertura de datos.
  • Verificación: Una vez recopilados, los datos deben ser verificados para asegurar su precisión y fiabilidad. Esto puede implicar la limpieza de datos, que incluye la corrección de errores, el manejo de valores faltantes y la eliminación de duplicados. También es importante validar la calidad de los datos mediante la revisión de su coherencia, la confirmación de su fuente y la comparación con benchmarks o estándares de la industria.
  • Integridad de los datos: La integridad se refiere a la exactitud y consistencia de los datos a lo largo del tiempo. Es importante establecer protocolos que aseguren que los datos no sean alterados de forma inapropiada y que se mantengan íntegros durante todo el proceso de análisis.
  • Almacenamiento y gestión de datos: Los datos deben almacenarse de manera segura y organizada para facilitar el acceso y el análisis. Esto puede requerir sistemas de gestión de bases de datos, soluciones de almacenamiento en la nube o incluso sistemas de archivos locales, dependiendo de la escala y la naturaleza de los datos.
  • Cumplimiento normativo: Es fundamental tener en cuenta las regulaciones de protección de datos, como el GDPR en Europa o la CCPA en California, al recopilar y manejar datos personales. El cumplimiento de estas normativas no solo es legalmente obligatorio, sino que también asegura la ética y la responsabilidad en el manejo de la información.
  • Preparación para el análisis: Finalmente, los datos deben ser preparados para el análisis. Esto incluye la selección de los conjuntos de datos relevantes, la transformación de los datos para el análisis y la creación de un marco de datos adecuado para la aplicación de técnicas estadísticas.
obtener datos

4. Ordenar la información

Una vez que los datos han sido recopilados, el siguiente paso crítico es organizar esa información de manera que sea manejable y significativa. Los datos desorganizados son como un rompecabezas sin armar; solo cuando las piezas están en su lugar, la imagen completa se hace clara. Aquí es donde la organización de la información se convierte en una etapa crucial del análisis estadístico.

  • Limpieza de datos: La limpieza es el proceso de asegurarse de que los datos sean correctos y útiles. Esto incluye la eliminación de errores, datos atípicos que no se pueden justificar, duplicados, o datos incompletos que podrían sesgar el análisis. Herramientas especializadas de software pueden automatizar parte de este proceso, pero siempre debe haber una revisión humana para interpretar los matices y el contexto.
  • Estructuración de datos: Después de limpiar, los datos deben estructurarse adecuadamente. Esto puede implicar la creación de nuevas variables derivadas de los datos existentes, codificación de variables categóricas, o la transformación de variables para facilitar análisis posteriores. La estructuración adecuada de los datos es fundamental para un análisis eficiente y para la aplicación de modelos estadísticos.
  • Segmentación: La segmentación implica dividir los datos en grupos o categorías que compartan características similares. Esto no solo simplifica el análisis, sino que también puede revelar patrones y tendencias dentro de subconjuntos específicos de datos. Por ejemplo, en un conjunto de datos de clientes, podrías segmentar por edad, ubicación geográfica, o comportamiento de compra para analizar diferentes segmentos de mercado.
  • Normalización: Para comparar datos que están en diferentes escalas, puede ser necesario normalizarlos. Esto significa ajustar los valores medidos en diferentes escalas a una escala común, a menudo una distribución normal estándar. La normalización es crucial cuando se comparan medidas o se combinan datos de diferentes fuentes.
  • Visualización: Una vez que los datos están limpios y estructurados, la visualización se convierte en una herramienta poderosa. Gráficos, tablas y mapas de calor no solo facilitan la comprensión de los datos, sino que también pueden ayudar a identificar nuevas tendencias y patrones. La visualización es una forma de comunicar los hallazgos de manera intuitiva y accesible.
  • Documentación: Es importante documentar el proceso de organización de los datos. Esto incluye los pasos tomados durante la limpieza, las decisiones de segmentación y cualquier transformación de los datos. Una buena documentación asegura que el proceso sea transparente y reproducible, lo cual es esencial para la integridad del análisis.
  • Preparación para el análisis estadístico: Finalmente, la información ordenada debe estar preparada para el análisis estadístico. Esto puede incluir la creación de tablas de frecuencia, el cálculo de medidas descriptivas, o la preparación de los datos para técnicas estadísticas más complejas.
ordenar datos

5. Analizar y validar conclusiones

El análisis de datos es el corazón del proceso estadístico, el momento en que los datos brutos se transforman en información comprensible y útil. Sin embargo, cualquier insight extraído debe ser sometido a un proceso de validación para garantizar su fiabilidad y precisión.

  • Aplica técnicas estadísticas: El uso de técnicas estadísticas apropiadas es fundamental para analizar los datos de manera efectiva. Dependiendo de la naturaleza de tus datos y tus objetivos, podrías aplicar análisis de regresión para entender las relaciones entre variables, pruebas de hipótesis para confirmar o refutar suposiciones previas, análisis de varianza (ANOVA) para comparar grupos, o métodos de estadística no paramétrica si tus datos no se ajustan a las distribuciones normales. La elección de la técnica correcta es crucial para obtener resultados válidos.
  • Identifica patrones: La búsqueda de patrones es una parte esencial del análisis. Esto puede incluir tendencias a lo largo del tiempo, correlaciones entre variables o agrupaciones naturales dentro de los datos. La identificación de estos patrones puede proporcionar insights valiosos sobre el comportamiento subyacente de los fenómenos estudiados y puede ser la base para la formulación de nuevas hipótesis o estrategias.
  • Validación: La validación de las conclusiones es un paso que no debe ser subestimado. Esto puede implicar la comparación de tus hallazgos con estudios o datos externos para verificar la consistencia. Además, podrías realizar pruebas de robustez, como el análisis de sensibilidad, para ver cómo los cambios en los datos afectan tus resultados. La replicación del análisis utilizando diferentes muestras o métodos también puede ser una forma de validar tus conclusiones.
  • Revisión por pares: En contextos académicos o de investigación, la revisión por pares es un componente clave de la validación. Presentar tus hallazgos a colegas o expertos en el campo puede proporcionar una perspectiva crítica y ayudar a identificar posibles defectos o áreas para una mayor investigación.
  • Errores y sesgos: Debes estar atento a los posibles errores y sesgos en tus datos y análisis. Esto incluye errores de medición, sesgos de selección, o sesgos de confirmación en la interpretación de los resultados. Ser consciente de estos problemas y abordarlos adecuadamente es parte de la validación de tus conclusiones.
  • Confiabilidad y replicabilidad: Las conclusiones de un análisis estadístico deben ser confiables y replicables. Esto significa que si otros investigadores utilizan los mismos métodos y datos, deberían llegar a conclusiones similares. La transparencia en el proceso de análisis y una documentación completa son esenciales para esto.
  • Aplicación práctica: Finalmente, una forma de validar tus conclusiones es a través de su aplicación práctica. Si las conclusiones derivadas del análisis pueden ser aplicadas en situaciones reales y conducen a resultados esperados, esto sirve como una validación poderosa de tus insights.
importancia-del-analisis-de-datos

6. Crear un informe final

El informe final es el producto culminante de tu análisis estadístico, y su claridad, precisión y estructura son fundamentales para transmitir el valor de tu trabajo. Un informe bien elaborado no solo presenta datos; cuenta una historia y ofrece una base para la acción futura.

  • Contextualización: Comienza con una introducción clara que establezca el contexto del análisis. Explica el problema o la pregunta de investigación que motivó el estudio. Esto ayuda a los lectores a comprender la relevancia de tu trabajo y cómo se conecta con problemas o preguntas más amplias.
  • Metodología: Detalla el proceso que seguiste para recopilar y analizar los datos. Incluye la descripción de las fuentes de datos, los métodos de recopilación, las técnicas de análisis estadístico utilizadas y cualquier dificultad o limitación que hayas encontrado. Esto no solo añade credibilidad a tu informe, sino que también permite que otros puedan replicar tu estudio si así lo desean.
  • Hallazgos principales: Presenta los resultados de tu análisis de manera clara y concisa. Utiliza visualizaciones de datos como gráficos, tablas y figuras para ilustrar tus puntos y ayudar a los lectores a entender rápidamente los patrones y conclusiones clave. Asegúrate de que cada hallazgo esté directamente vinculado a la pregunta de investigación y respaldado por los datos analizados.
  • Interpretación: No basta con presentar datos; debes interpretar qué significan esos datos. Explica cómo tus hallazgos se relacionan con el problema o pregunta de investigación y qué implicaciones tienen. La interpretación debe ser objetiva, evitando exagerar o minimizar la importancia de los resultados.
  • Recomendaciones: Basándote en tus hallazgos, ofrece recomendaciones claras y prácticas. Estas pueden ser estrategias a implementar, áreas para futuras investigaciones o cambios en las políticas o prácticas existentes. Las recomendaciones deben ser accionables y basadas en evidencia sólida de tus análisis.
  • Conclusión: Finaliza con una conclusión que resuma los puntos más importantes del informe. Reitera la importancia de tus hallazgos y la contribución que hacen a la comprensión del problema estudiado.
  • Anexos y Apéndices: Incluye cualquier dato adicional, como tablas de datos completas, códigos de análisis estadístico, o detalles metodológicos extensos, en los anexos o apéndices. Esto mantiene el cuerpo principal del informe enfocado y accesible, mientras proporciona recursos adicionales para aquellos interesados en profundizar más.
  • Revisión y Edición: Antes de finalizar tu informe, realiza una revisión exhaustiva para corregir errores, mejorar la claridad y asegurar que el documento sea profesional y esté listo para su presentación o publicación.

Herramientas para el análisis de datos

Aquí te dejamos algunas herramientas en las que puedes aplicar los pasos expuestos anteriormente. Puedes profundizar en ellas en este artículo.

Excel: Ideal para crear gráficos rápidos y sencillos. Aunque tiene limitaciones para problemas complejos, es eficiente para organizar datos.

Power BI: Permite leer grandes cantidades de datos en tiempo real. Aunque es más avanzado que Excel, requiere más habilidades para su manejo.

SPSS: Muy utilizado en salud y estudios de mercado por su sencillez y capacidades.

RStudio: Ofrece una interfaz amigable y paquetes potentes para visualización.

Python: La herramienta principal para machine learning, aunque su programación puede ser más compleja.

El análisis de datos es un proceso meticuloso pero esencial para obtener información valiosa y tomar decisiones informadas en el mundo empresarial. Ya sea que estés comenzando en este campo o busques perfeccionar tus habilidades, esperamos que esta guía te haya proporcionado una visión clara del proceso de análisis de datos.


¿Quieres impulsar tu carrera al siguiente nivel? ¡Abre puertas a grandes oportunidades con nuestros programas especializados en data! Con nuestros Máster en Data AnalyticsMáster en Data Science, Máster en Inteligencia Artificial Generativa, no solo te formarás, sino que te transformarás en un profesional altamente demandado en el campo del análisis de datos.

Nuestros programas están diseñados no solo para enseñarte, sino para equiparte con habilidades cruciales que te llevarán a alcanzar tus más ambiciosas metas profesionales. Aprenderás análisis estadístico, matemáticas, business intelligence con herramientas como Excel y Power BI, bases de datos y SQL, visualización de datos con Tableau, y dominarás Python, machine learning, deep learning y big data.

¡Tu futuro comienza aquí! Descubre cómo nuestros programas pueden transformar tu trayectoria.

También te animamos a seguir nuestro blog y descargar nuestra Guía Power BI, un recurso en formato pdf dónde aprenderás desde cero y de manera completa como usar Power BI. ¡Es totalmente gratis y te permitirá dar tus primeros pasos en el análisis y la visualización de datos!

¿Quieres convertirte en Data Analyst?

Da el paso hacia tu futuro profesional inscribiéndote en nuestros Másteres en Data Science, Data Analytics e Inteligencia Artificial. Descubre tu potencial, impulsa tu carrera y sé protagonista del cambio en la era de los datos y la IA.

Mayo 2024

Bolsa de empleo

¿Pensando en formarte en Data?

Te asesoramos

logo de pontia data
Hola, ¿Tienes preguntas?